Amo lo que hago

“AMO LO QUE HAGO” es un proyecto en el cual queremos que cada uno elija para su futuro lo que realmente le apasiona y ame. Pretendemos hacerlo efectivo con jóvenes que transitan su último año del secundario porque son ellos mismos quienes hoy deben afrontar esta etapa decisiva, nada más y nada menos que elegir su propio futuro.

 

Objetivos del Proyecto

  • Formar jóvenes líderes comprometidos con su propia vida y con la sociedad.
  • Motivarlos a soñar y a proyectar su vida a través del descubrimiento de sus pasiones.

JQM (Juventud que se mueve) en la actualidad en camino de ser una fundación, nace como un grupo integrado por jóvenes pertenecientes al Movimiento Apostólico de Schoenstatt, en el 2008, como respuesta a la realidad social de nuestro país. Año a año hemos ido creciendo, convocando a nuevos jóvenes que se acercan impulsados por el anhelo de trabajar en la construcción de una Patria Nueva, una Patria para todos. Nos unen las ganas de generar un cambio, convencidos de que el cambio se conseguirá en la medida en que cada uno asuma sus responsabilidades cívicas y ciudadanas.

“Amo lo que hago” tiene como eje central el “liderazgo”, el cual ha sido elegido como uno de los valores fundamentales que JQM.

Amo lo que hago está dirigido a jóvenes que transitan su último año del secundario porque son ellos mismos quienes hoy deben afrontar esta etapa decisiva, nada más y nada menos que elegir su propio futuro.

Consideramos que en la actualidad, en donde las decisiones están cada vez más influenciadas por diversos factores, los chicos una vez que concluyen el colegio secundario deben aprender a “conocerse, liderarse y proyectar”, es decir, someterse a un proceso en el cual de manera libre puedan encontrar su verdadera “pasión” y consecuentemente trabajar sobre eso que eligieron porque realmente lo aman.

Es un proyecto educativo/motivador que consiste en una convivencia de 3 días en donde se trabajarán tres cuestiones:

  • Autoconocimiento: Entendemos que todo líder debe conocer sus virtudes y apoyarse en ellas, como asimismo trabajar sobre sus defectos o puntos débiles, enfrentándolos y superando obstáculos.
  • Liderazgo: Es un rasgo característico de todo constructor de la patria. Ya que para tener un compromiso con la sociedad, necesitamos tener un compromiso con nosotros mismos. Y eso se logra siendo líderes en nuestra vida.
  • Proyecto de vida: No es lo mismo decir “tengo un proyecto de vida” que decir “tengo la vida proyectada”, justamente a lo que apuntamos es a obtener lo primero y descartar lo segundo. Esto es fácil lograrlo si seguimos nuestras pasiones y corremos tras ellas, haciendo lo que realmente nos gusta y evitando los obstáculos que se nos presentan.

¿Qué sería tener la vida proyectada? Elegir una carrera sin motivación propia, porque mis padres así me lo indicaron, o porque sigo lo mismo que mi papá porque tengo trabajo asegurado.

Coincidimos en que una persona que ama lo que hace, es porque claramente tiene un “proyecto de vida”, por ende es alguien que encontró un lugar en la sociedad y que sin duda es la persona idónea para comprometerse con la misma y sobre todo con su Patria.

Objetivos del Proyecto

  • Formar jóvenes líderes comprometidos con su propia vida y con la sociedad.
  • Motivarlos a soñar y a proyectar su vida a través del descubrimiento de sus pasiones.

El taller se realizo el 8, 9 y 10 de Octubre del 2014, en la Residencia Universitaria de Horco Molle. El mismo fue de libre inscripción.