Historia

Se enciende la llama

Escribir acerca de la corta historia de JQM hasta estos momentos es una invitación a reencontrarse con las fuerzas que le dieron su origen. Un origen que se remonta, como prologo, al año 2007 y que, como todo gran anhelo, surge en el corazón de unos pocos locos y audaces dispuestos a asumir su compromiso y protagonismo en la historia de su patria.

El año del Bicentenario del país ya se veía venir y la necesidad de revalorizar la Argentina estaba más que evidente. Así jóvenes del movimiento de Schoenstatt, reunidos en Tucumán, vieron la urgencia inmediata de hacerse cargo, de sumar fuerzas entre las diferentes juventudes del país y empezar a llevar adelante un proyecto de país diferente a la realidad del momento. Así comenzó una corriente de vida y un compromiso con vistas al 2010, la misma fue formulada de la siguiente manera:

“La Juventud Masculina de Schoenstatt se compromete rumbo al Bicentenario a teñir de celeste y blanco cada rincón de la Patria” MPHC

El año 2008 no fue una año fácil para nuestro país. A dos años del Bicentenario de la Patria la Argentina se encontraba inmersa en una gran confrontación entre el campo y el gobierno, mucha inseguridad, la pobreza crecía año a año. Como juventud de Schoenstatt nos reunimos bajo una misma bandera, “Patria de María” fue el nombre del campamento que uniría nuevamente a la Juventud Nacional y la Jornada de Jefes que tendría lugar en el Santuario de La Plata sirvió para profundizar y poder bajar este “...teñir de celeste y blanco...” que se resumió en 6 valores que no podían faltar en la Argentina del Bicentenario eran: COMPROMISO, UNIÒN, COHERENCIA, ORIGINALIDAD, HEROISMO y AMOR A LA PATRIA.

Los jóvenes que participaron representando a Tucumán en la jornada de jefes en La Plata fueron Javier Mirande y Gastón Peña. A nuestro regreso tuvimos varias reuniones en las que compartimos lo que cada uno se llevó de la jornada, las inquietudes y sobre todo las ganas de hacer algo en Tucumán.

En la jornada la juventud de La Plata presento “Patria Nueva”, una asociación civil que habían conformada para realizar proyectos educativos y realizar actividades y campañas de voluntariado social. Esa fue el primer chispazo que encendió la hoguera. Esa fue la pregunta que resonó en los tres... ¿Por qué no...?

 

Los primeros pasos

No teníamos muy en claro la manera de hacer las cosas, ni siquiera sabíamos muy bien qué es lo que queríamos hacer. Estaba en anhelo, estaban las ganas, y teníamos en “Patria Nueva” un referente. Entre tres era imposible, invitamos a un par más para compartir con ellos este sueño y ver que ecos encontrábamos. Se sumaron Santiago Páez de la Torre, Benjamín y José Paz Vermal, Carlos Le Fort, Yuno Correa.

Empezó un tiempo de trabajo intenso en el que discutimos mucho acerca de lo que buscábamos, de lo que nuestra provincia necesitaba, de lo que era posible realizar y de lo que anhelábamos profundamente. Surgieron en ese 2008 los primeros objetivos...

  • Que los jóvenes se confronten con la forma en que vivimos y a partir de ello lograr un cambio desde las pequeñas actitudes.
  • Restaurar valores en la sociedad.
  • Forjar un país mejor de cara al Bicentenario de la Patria.

Y la forma en que queríamos llevarlo adelante...

  • Comprometiéndonos en primer lugar nosotros mismos con este proyecto y con todo lo que él implica.
  • Buscando que el eje transversal de lo que hacemos sea la coherencia y el ejemplo.
  • Trasformando lo que decimos y pensamos en acciones concretas.
  • Capacitándonos en las diferentes áreas que hacen a este proyecto.
  • Adaptando continuamente las dinámicas y acciones del proyecto según la realidad del país y los destinatarios de las mismas.
  • Buscando líderes que se comprometan con este proyecto y nos ayuden a llevarlo adelante.
  • Dando a conocer nuestro proyecto. Marketing y publicidad.

En esas mismas reuniones, después de mucha discusión, le pusimos un nombre a todo esto, nombre que nos acompaña hasta hoy, Juventud que se mueve (JQM).

Junto con todo esto, dimos un primer paso concreto. Sin mucha claridad ni experiencia, organizamos un Rosario por la Paz en la Plaza Independencia el 9 de julio. Mucha más gente de la que esperábamos respondió a la invitación. JQM era ya una realidad.

 

Cambiemos para cambiar

El año 2009 fue el año en el que JQM comenzó a estructurarse. El círculo estrecho se amplió. Se incorporó un grupo activo de mujeres y elegimos nuestros primeros jefes: Rosario Sancho Miñano y Santiago Páez de la Torre.

Antes de determinar cuáles serían los proyectos y acciones concretas que queríamos realizar nos tomamos el trabajo de analizar qué era lo que no nos gustaba de nuestro país y cuál era la Patria que nosotros queríamos ayudar a construir con el aporte de JQM. Las conclusiones fueron:

¿Cuáles son los rasgos de la Patria Vieja que hay que dejar de lado?

Facilismo, la falta de compromiso, desinterés, mediocridad, envidia, ley de la selva, chantaje, indiferencia frente al prójimo, individualismo, excesos, falta de patriotismo e identidad nacional.

¿Cuáles son los rasgos de la Patria Nueva que tenemos que encarnar?

Patriotismo e identidad nacional, amor al prójimo, compromiso, magnanimidad, coherencia, honestidad, autocrítica, respeto, equilibrio, empatía, sentir religioso.

Cuando llegamos a la formulación de estos rasgos nos confrontamos con nosotros mismos. La pregunta de fondo fue si estábamos dispuestos nosotros a intentar vivir estos rasgos. Volveríamos a lo mismo si simplemente nos llenamos la boca de frases lindas pero sin acciones en nuestra propia vida que las avalen. Frente una respuesta positiva del grupo comenzó el momento de ponernos realmente a trabajar.

Bajo la premisa de que el cambio empieza por nosotros vio la luz el primer gran proyecto de JQM; el Taller “Cambiemos para cambiar”. La idea central del mismo la tomamos de “Patria Nueva”, dándole la originalidad local.

Se armó un taller de concientización ciudadana orientada a los jóvenes de los dos últimos años de la secundaria. El mismo tenía una duración de 80 minutos y buscaba a través de sketchs, dinámicas, videos, etc que los jóvenes se comprometan en la acción de generar un cambio. “Cambiemos para cambiar”. Generando un cambio en mí, soy capaz de colaborar con el cambio que necesitamos.

El taller estaba dividido en tres momentos, “¿Por qué Yo?” en el que se confrontaba a los jóvenes con un estilo de vida en el cuál uno mismo colabora con la realidad del país. Se busca tomar conciencia de que muchas veces uno mismo a través de sus propios actos está colaborando con lo mismo que uno se queja. Concientizar que el cambio individual, en la sencillez de nuestra vida diaria, en nuestras actitudes más pequeñas como parte de la sociedad, es el punto de partida para lograr cualquier otro cambio de mayor envergadura; Y demostrar que no hay un responsable de los problemas, sino que cada uno tiene su cuota de responsabilidad.

El segundo momento es sobre el “Liderazgo” para darnos cuenta que necesitamos lideres que orienten y guíen y sobre todo darse cuenta que cada uno puede ser líder en su propia realidad. Resaltar que el verdadero liderazgo se construye a partir del servicio desinteresado al otro. El último momento es el del “Compromiso”. Este es el momento más importante ya que se busca dejar en claro la importancia del Compromiso para cualquier decisión de cambio. Demostrarles que gracias a este Compromiso, el de “meterse con...”, uno deja de ser un crítico social y pasa a ser un protagonista del cambio.

Cambiemos para cambiar se ha realizado en más de 50 instituciones educativas de nuestra provincia, tanto públicas como privadas. Fue el primer gran sueño de JQM que se hizo realidad. Nuestra carta de presentación, nuestra manera de darnos a conocer y de invitar a todos aquellos que se quisiesen sumar para ser parte del cambio.

Primavera joven

Otro de los proyectos de este año. Se fue repitiendo en varias oportunidades. Primavera Joven tiene un QUE y un POR QUE.

QUE

  • El día de la primavera queremos salir por las calles con la camiseta de Argentina a manifestar de una forma positiva: limpiando el parque 9 de julio, barriendo las veredas, sacando los papeles de los postes, limpiando los graffitis, etc.
  • Esta limpieza significa algo mucho más que una limpieza material. Es una limpieza simbólica. Queremos un país limpio de corrupción, de faltas de respeto, de mediocridad, de incoherencia, de hipocresía, de desarraigo, de desinterés, de “viveza criolla” y todas las injusticias que hunden cada vez más a nuestra Argentina.

PORQUE

  • Queremos limpiar el país de nuestra peor basura: la corrupción.
  • Queremos barrer la viveza criolla que nos hunde como nación.
  • Porque queremos demostrarle a toda la sociedad que la juventud no está perdida.
  • Queremos ponernos la camiseta y salir a jugar el partido más difícil: el de construir juntos una Argentina limpia en todo sentido.
  • Porque creemos que el cambio empieza por las cosas sencillas, nuestras pequeñas corrupciones de todos los días, como tirar papeles donde no corresponde, copiarse en un examen, cruzar un semáforo en rojo, etc, etc...
  • Porque amamos nuestro país y estamos convencidos de que el cambio es posible.

Taller Elecciones

Encuentro para jóvenes con la intención de concientizar la importancia de votar y conocer las diferentes propuestas políticas. El mismo se continúo realizando frente a cada momento electoral. Se realizó una gran difusión mediática a través de un video con personalidades famosas del ámbito de la música, el deporte y la televisión de Tucumán.

 

¿Qué vas a hacer por tu patria?

El año 2010 fue el año de inflexión en JQM. Un antes y un después. El Bicentenario de la Revolución de Mayo nos confrontaba y nos desafiaba. Este era EL AÑO para trabajar por y para la Patria.

¿Qué vas a hacer por tu patria? Fue una campaña ciudadana apartidaría que tuvo como objetivo concientizar a la sociedad argentina de Tucumán sobre el ser ciudadanos, miembros activos de una sociedad. En la organización y realización de la misma participaron más de 200 jóvenes.

Se invitó a cada tucumano a celebrar el bicentenario del primer gobierno patrio, a través de una participación comprometida y positiva en nuestra sociedad.

Se realizó del 1 al 25 de Mayo instalando en la mente de la gente la pregunta “¿Qué vas a hacer por tu patria?”.

Entre el 3 y 10 de mayo la pregunta “¿Qué vas a hacer por tu patria?” se estampó en lugares estratégicos de la ciudad para llamar a la reflexión a todos los tucumanos, para que se pregunten de qué manera original puede cada uno contribuir con el país. Carteles en la vía pública, publicidad en cines, medios de trasporte, campañas en la vía pública, en diarios y revistas. A su vez se realizó la campaña a través de la web. Se realizaron distintas actividades como repartir calcomanías, folletos y escarapelas en distintos puntos de la ciudad. Todo este variado, descomunal y llamativo movimiento se vio reflejado en los medios de comunicación.

A su vez se realizó el taller “Cambiemos para cambiar” en alrededor de 50 escuelas y colegios. También se realizó una gran difusión en distintas facultades.

Entre el 10 y 25 fue el momento de las respuestas efectivas a nuestra pregunta también a través de la vía pública y diversos medios de comunicación en gráfica, radio y TV. Entre las respuestas se destacaron: Yo por mi patria: “No ensucio mi cuidad”, “No me copio”, “Voto con conciencia”, “No cruzo en rojo”, “Perdono”, etc. Un original video que se posteó en YouTube, en Facebook y en la página. El 25 de mayo se realizó un gran encuentro de jóvenes para celebrar el bicentenario en la Plaza Independencia.

El fin de la campaña no solamente fue la toma de conciencia, sino a su vez se invitó a cada persona a que firmase un “Pacto del Bicentenario” que incluía 10 puntos.

Algunos números de la Campaña:

  • 26.750 calcomanías se repartieron
  • 11.000 Folletos se repartieron
  • 1.911 Pactos del Bicentenario se firmaron
  • 4.400 afiches sabana se colocaron en la vía pública (con la pregunta y respuestas).
  • 55 afiches sextuples se colocaron (con la pregunta y respuestas).
  • 5 gigantografías de 50 m² cada una se colocaron, ubicadas en 24 de septiembre y Maipu; Puente 24 de septiembre (complejo Nicolás Avellaneda); Piedras y Congreso; Av Mate de Luna frente a la Maternidad; Calle Universo y Cariola.
  • En 15 programas de televisión y 13 radios se participó.
  • 67.000 llamadas se realizaron por teléfono a número fijos del gran San Miguel y Yerba Buena a través de un Call Center.
  • 1.000 calcomanías se colocaron en diferentes líneas de colectivos. La línea 19 coloco en el vidrio de la luneta afiches que cubrieron la totalidad de la misma.
  • 300 calcomanías se colocaron en taxis y remises.

El año cerró con la gran alegría de recibir una mención al compromiso social otorgado por la radio de la universidad nacional de Tucumán.

 

Tu Profesión en acción

En el 2011 una vez más nos planteamos nuevos desafíos. Esta vez queríamos que JQM llegase a las universidades y a los profesionales jóvenes, por lo tanto buscamos un proyecto en el cuál el centro fuese la profesión. Así nació “Tu Profesión en acción” y gracias a este proyecto descubrimos “Pacara Pintado”. Los objetivos del proyecto fueron:

  • Que los jóvenes pongan su profesión al servicio de la patria.
  • Aportar soluciones concretas a las necesidades de un barrio carenciado.
  • Que JQM llegue a las Universidades.

Nos contactamos con la Fundación Banco de Alimentos para que nos ayudara a encontrar un barrio que respondiese a las inquietudes que teníamos y en el cual sea viable desarrollar el proyecto. Junto con Gastón Peña y Andrea Noguera, jefes del proyecto, recorrimos varios barrios. Así llegamos a este lugar que pasaría a ser parte vital de la vida de JQM.

El barrio Ampliación los Vallistos, en el que viven alrededor de 150 familias, está ubicado a la vera del Río Salí, lindante con la ruta 9 y el basural Pacará Pintado. Pertenece al departamento Cruz Alta. Construido en su mayoría de viviendas prefabricadas en madera, algunas con materiales precarios y minoría con materiales tradicionales (ladrillos y bloques cerámicos). Se encuentra urbanizado con calles de tierra y cuenta con el aprovisionamiento de agua corriente y alumbrado público. Algunos poseen gas a través de garrafas. El barrio no cuenta con un Caps por lo que deben asistir a algunos que están alejados, caminan unos 2-5 km, y muchas veces no los atienden porque dicen q no pertenecen a esa jurisdicción. Alli funciona el Comedor la Gruta donde asistes cerca de 100 chicos para almorzar. La Escuela queda a unos 2-5 Km del barrio, los chicos asisten caminando. Y en su mayoría lo hacen únicamente para poner la asistencia, y que sus padres puedan cobrar los planes. En su mayoría trabajan con residuos de Pacará Pintado. También se dedican a la albañilería.

Tu profesión en acción fue un proyecto de 3 años. Se dividió en diferentes áreas de trabajo: abogacía, medicina, odontología, arquitectura, educación, economía, arte, agronomía, deporte. A lo largo de estos tres años muchos profesionales jóvenes nos dieron una gran mano, visitando en barrio cada sábado durante varios meses. Desarrollando talleres de distinto tipo según la profesión, como también brindando servicios de atención gratuita en salud y educación.

El eje central del proyecto fue la construcción de un comedor para los chicos, ya que solamente había un tinglado de chapas. Hoy cuentan con un gran espacio techado para comer y cocina. A su vez se están construyendo los baños. Dicho comedor hoy depende del grupo que comenzó con este proyecto.

El otro gran objetivo fue que los jóvenes tomen conciencia de la importancia de poner la profesión al servicio de los que más lo necesitan y menos recursos tienen. Esta es una manera muy concreta de devolverle una mano al país.

Los jefes de JQM en este año fueron Irene Maria Gollan y Matías Paz.

 

Efecto multiplicador

El año 2012 nos regaló un nuevo paso de crecimiento en el sueño de JQM. Para este entonces eran muchos los jóvenes que año a año se iban comprometiendo con cada uno de los proyectos. Llegaba el momento de compartir estas experiencias e invitar a otros jóvenes a que sean ellos mismos los que sueñen con nuevos proyectos y los lleven adelante.

Colegios que sueñan

Así nació este proyecto educativo-motivador destinado a alumnos de 2º año del polimodal de colegios de la ciudad de Tucumán. El mismo consiste en un Congreso que se desarrollará en una jornada de un día, al cual asistirán 3 representantes de cada colegio, previamente seleccionados por sus compañeros como potenciales líderes, quienes serán motivados y capacitados para coordinar y emprender un proyecto social junto a su curso. En una fecha límite, a dos meses del encuentro, se citará a los equipos representantes a que presenten frente a un Jurado los proyectos ya realizados y se premiarán los mejores desempeños.

Objetivos del proyecto:

  • Formar jóvenes líderes, agentes activos de cambio en la sociedad tucumana.
  • Generar programas, proyectos y actividades que promuevan y faciliten la educación formal y/o informal para el progreso en todos los sectores de la sociedad.
  • Motivarlos a soñar, a través de obras concretas, más allá de sus metas personales.

En el Congreso, los chicos escuchan charlas de distintas personalidades que hoy están trabajando por la Patria desde el lugar que ocupan, sobre los siguientes temas:

  • Motivación, trabajo en equipo y liderazgo
  • Proyectos sociales
  • Emprendimiento y esfuerzo en el ámbito empresarial
  • Puesta en marcha de un proyecto social

Con este estímulo más otras actividades, se capacitará a los chicos para que, junto con el resto de su curso, elaboren y pongan en práctica una propuesta para mejorar el lugar, las relaciones, el ambiente o la situación que atraviesan ellos, su escuela, o algún sector, institución o grupo vulnerable de la sociedad. Se priorizará en recalcar el papel de líderes que cumplen los alumnos elegidos, y en darles las herramientas necesarias para hacer una buena gestión. Cada colegio contará con 2 o 3 padrinos de JQM que los acompañaran a lo largo de todo el proceso.

En una fecha límite, a dos meses del encuentro, se citará a los equipos representantes a que presenten frente a un Jurado los proyectos ya realizados y se premiarán los mejores desempeños.

En las dos ediciones de Colegios que sueñan se han presentando y realizado más de 20 proyectos. Los ganadores han sido en el año 2012 el colegio Nueva América con el proyecto “Una plaza para todos”. El mismo consistía en el armado de una plaza con juegos y espacios para chicos con capacidades especiales, favoreciendo la integración en un espacio verde de juegos. En el año 2013 el ganador fue el Instituto San Miguel con un proyecto de integración con una escuela Braille.

Lo central de Colegios que Sueñan es que los jóvenes se den cuenta que ellos mismos pueden lograr lo que están llamados a generar los cambios. Que es posible soñar con algo diferente y hacer realidad esos sueños.

Este mismo año se realizó la campaña de concientización “Patria sos Vos” a través de dos intervenciones urbanas, una en un shopping de la cuidad y otra en la Casa Histórica. Mediante el mensaje actual de nuestros próceres y de niños que soñaban con la Argentina del futuro se busco dar un mensaje que invite al compromiso personal. Dichas intervenciones fueron filmadas y distribuidas masivamente por la red.

Los jefes de JQM durante este año, como también en el 2013, fueron Constanza Cáceres y Gerónimo Courel.

 

Integración social

Uno de los desafíos que nos planteamos en JQM para la construcción de la Argentina es el de la Integración Social. Es por ello que las puertas de JQM están abiertas para todas las personas que se quieran acercar a trabajar. Por otro lado buscamos que en algunos de los proyectos participen jóvenes de diferentes estratos sociales y que en el encuentro y el trabajo en común se tiendan puentes entre ellos. Es el caso de los proyectos “Tucumán cosecha” y “Te pinta”.

Tucumán cosecha

Proyecto destinado a alumnos de colegios y escuelas secundarias. Tiene como objetivos el promover entre ellos valores como la solidaridad, responsabilidad social y la importancia del voluntariado. El fin es cosechar una hectárea de choclos para entregar en los comedores a los cuales asiste el Banco de Alimentos. Para realizar la cosecha se convoca no solamente a alumnos de diferentes instituciones sino que también participan los niños de algunos de los comedores a los cuales se les entregará los choclos, como también trabajadores de diferentes empresas. Luego de la cosecha se cocinan algunos choclos para compartir entre todos.

Te pinta

Tiene como objetivos pintar, arreglar y mejorar las instalaciones de una escuela rural. Busca unir en torno a dicho trabajo a toda la comunidad educativa del lugar: alumnos, docentes, directivos y padres. Una vez seleccionada la escuela y previo arreglo con las autoridades educativas de la misma comienza la etapa de trabajo con los alumnos y docentes. La idea es que todos se involucren en el trabajo. Para ellos realizamos talleres en los diferentes cursos que tienen por finalidad el crecimiento en el amor a la patria, el cual se concretiza en el cuidado responsable de la escuela. A su vez se trabaja con los padres de los alumnos para que ellos también participen del proyecto.

La etapa final es durante un fin de semana en el que realizamos, junto a los alumnos, docentes y padres, el arreglo edilicio de las instalaciones.

 

Ñañito (hermano)

Uno de los pilares que consideramos fundamentales para la renovación de la Patria es la educación, es por ello que nos enfocamos mucho en el trabajo con instituciones educativas como en proyectos de formación en liderazgo.

La campaña “Más libros, más educación” nació en el 2003 por iniciativa de jóvenes movidos por el deseo de promover la educación y el desarrollo de la sociedad. Conscientes de la importancia de la lectura para la formación integral de las personas, descubrieron la necesidad de acercar libros principalmente a niños y jóvenes de recursos limitados. A lo largo de estos años se han realizado tres campañas en Buenos Aires con una recolección total del 8400 libros entregados a 18 instituciones educativas. A 10 años de su lanzamiento JQM realizo la primera campaña en Tucumán. Se realizaron entregas en 5 instituciones de la provincia.

En esta oportunidad sumamos un nuevo y gran desafío. La edición y publicación del libro de estudios Ñañito dedicado a los alumnos de las escuelas del Alto valle calchaquí. El mismo fue escrito y elaborado por un grupo de 8 directoras que ejercen su vocación en escuelas de altas montañas ubicadas en los cerros calchaquíes desde Salta a Catamarca. Ellas han trabajado en el armado de este libro desde durante más de 4 años. Se han encontrado con innumerables trabas a lo largo del camino, sobre todo en cuanto al financiamiento del proyecto.

El sentido del mismo es que los niños aprendan y recuperen el sentido de su propia cultura y el valor de sus raíces. A 11 años del comienzo del trabajo en la elaboración del libro Ñañito vio la luz gracias a un concurso organizado por el Banco Francés. Ñañito compitió con proyectos de todo el país obteniendo el tercer lugar. Con el dinero obtenido del premio hemos editado, publicado y entregado más de 200 libros en 9 escuelas de los valles. Creemos que la publicación de este libro de estudios será un gran aporte para los niños de estás escuelas, a través de ellos, para la educación. A su vez será una herramienta de ayuda para tantos docentes que viven su vocación de manera ejemplar en los rincones más alejados de nuestra patria. Ñañito ha recibido una mención a nivel internacional otorgada por el Banco Francés.

 

Liderazgo

Con el correr de los años y la experiencia obtenida en los diferentes proyectos JQM se fue perfilando. Nuestra historia nos muestra que el liderazgo es una de las herramientas básicas a desarrollar en el construcción de la Patria. Creemos que cada persona puede desarrollar capacidades de liderazgo y es por eso que en el año 2014 se desarrollaron dos proyectos en esta línea.

Se Líder

Un proyecto que busca formar líderes que formen líderes. Se trata de un Congreso de capacitación en esta materia. A través de diferentes disertaciones nos propusimos:

  • Formar jóvenes líderes, agentes de cambio en la sociedad tucumana.
  • Generar programas, proyectos y actividades que promuevan y faciliten la educación formal y/o no formal para el progreso en todos los sectores de la sociedad.
  • Motivarlos a soñar, a través de obras concretas, más allá de sus metas personales.

Amo lo que hago

Orientado a jóvenes de los dos últimos años del secundario. Son ellos mismos quienes deben afrontar esta etapa decisiva, y comenzar a forjar su propio futuro. Deben aprender a “conocerse, liderarse y proyectar”, es decir, someterse a un proceso en el cual de manera libre puedan encontrar su verdadera “pasión” y consecuentemente trabajar sobre eso que eligieron porque realmente lo aman.

A lo largo de una convivencia de un día los jóvenes reciben herramientas en Autoconocimiento, Liderazgo y Proyecto de Vida.

Los jefes de JQM durante el 2014 fueron Solana Frías Silva y Máximo Tuero.

 

Camino a la madurez

A fines del año 2013 empezó a resonar muy fuerte el por qué no dar un paso más y conformar una Fundación. El año 2014 fue el año del paso de madurez. Nos pusimos la meta de transformar JQM en una fundación. Para ello trabajamos intensamente durante más de un año con aquellos que habían sido jefes de JQM a lo largo de su historia o habían ocupado cargos centrales en todo este camino. Convocamos a Gerónimo Courel, Constanza Cáceres, Solana Frías Silva, Máximo Tuero, Matías Paz, Irene Maria Gollan, Gastón Peña, Paula Simón, Diego Aguilar y Santiago Páez de la Torre. Ellos serían luego quienes firmarían el acta de fundación como Fundadores. A su vez Benjamín Paz y Javier Mirande no participaron en el proceso de elaboración ya que no se encontraban viviendo en Tucumán en ese momento, pero si serían también fundadores.

El primer paso fue analizar nuestra historia, los objetivos centrales de JQM y de cada uno de los proyectos. Buscamos constantes, fortalezas y debilidades. Llegamos a ciertas ideas que nos iban orientando; la formación de líderes, trabajar con jóvenes, concientizar sobre la importancia de asumir un rol protagónico en la construcción de la patria. Fue un trabajo muy arduo de revisar proyecto por proyecto y paso a paso que fue dando JQM desde sus inicios. Este trabajo nos permitió ir redescubriendo qué es lo que había detrás de cada uno de los proyectos. Fuimos armando una lista acerca de los valores que se ponían en juego en cada uno de ellos. A partir de esa lista fuimos determinando cuáles eran los valores que JQM quería encarnar y sobre todo buscar nuestro significado de dichos valores.

A lo largo de estos años hemos madurado nuestra identidad descubriendo nuestra visión:

“Queremos jóvenes líderes comprometidos en la construcción de nuestra patria”.

Y asumiendo nuestra misión:

“Despertamos el sentir patriótico reflejado en acciones concretas”.

Lo hacemos luchando por encarnar y vivir los valores de JQM:

  • Liderazgo: Creemos que todos podemos ejercer un rol de liderazgo. Cada uno es responsable de liderar en su propia vida; buscando superarse a sí mismo; y de esa manera ser ejemplo para los demás.
  • Coherencia: La correcta conducta que debemos mantener en todo momento, basada en los principios personales, familiares, sociales, éticos y religiosos aprendidos y adquiridos por decisión nuestra a lo largo de nuestra vida.
  • Patriotismo: Es buscar la santidad diaria con el ejemplo, el servicio, la caridad, la esperanza, la honestidad, la humildad, el heroísmo, la pasión, la alegría para así construir una Argentina mejor. Es el espíritu que nos mueve a buscar un mundo mejor haciendo “extraordinariamente lo ordinario”.
  • Compromiso: Es el empleo enérgico del vigor para conseguir lo que te has propuesto, incluso venciendo dificultades. La persona comprometida es aquella que cumple con sus obligaciones, con aquello que se ha propuesto o que le ha sido encomendado. Vive, planifica y reacciona de forma acertada para conseguir sacar adelante un proyecto, una familia, el trabajo, sus estudios, etc.
  • Solidaridad: La misma se debe manifestar en la manera en cómo vivimos, cómo trabajamos, cómo manejamos nuestros negocios, es decir, en todos los ámbitos de la vida. Aspiramos a lograr un sentir solidario, un sentir social, una sensibilidad social. La solidaridad tiene que llegarnos al corazón. Hemos de ser capaces de gestar formas que encarnen, que cristalicen el sentir solidario.
  • Confianza: Es la tranquilidad, seguridad y la convicción en lo que uno está haciendo. Es creer que las cosas se van a dar. A su vez se trata de la confianza en los demás. La misma posibilita la formación de una personalidad fuerte.

Estructurar una fundación no es una tarea fácil. Si bien teníamos la misión, la visión y los valores, nos faltaban varias cosas más; el estatuto, el manual de funcionamiento interno, definir cargos, tiempos, formas de financiamiento, elecciones, etc. Nos asesoramos con representantes de otras fundaciones, con profesionales en diferentes áreas para poder definir nuestras formas originales. No queríamos apurarnos ya que lo que estábamos definiendo sería el fundamento para los próximos años. Para poder trabajar bien nos juntamos en un grupo reducido; Gerónimo Courel, Constanza Cáceres, Diego Aguilar y P. Tomás Dell'Oca. Cada uno asumió una parte de la tarea, el armado del estatuto desde lo legal, la estructuración de JQM hacia adentro, y el asesoramiento por parte de personas ajenas a JQM para tener una ayuda objetiva. Fueron largas horas de debate, de formular y reformular. Cada paso fue una victoria en el camino. Finalmente con fecha 18 de octubre de 2014, a 100 años de la fundación de Schoenstatt, convocamos a todos los que habían trabajado en JQM, en especial a aquellos que serían fundadores, y, en una misa, firmamos el Acta de Fundación de JQM.

Sin lugar a dudas, estamos convencidos de que JQM es una gran respuesta a la realidad de nuestra patria. Es por lo cual seguimos apostando en esta locura y decidimos conformar una Fundación. Una Fundación conducida por jóvenes que demuestran que el cambiar es posible, que el comprometerse es posible y sobre todo, que los jóvenes son el motor de cambio que la Argentina necesita. Asumimos el compromiso de cada nuevo paso, y al igual que al comienzo de esta historia, nos confiamos en las manos de María, aquella que camina junto a nosotros.