Quiénes somos

JQM surge como un grupo integrado por jóvenes pertenecientes al Movimiento Apostólico de Schoenstatt. Un grupo totalmente apartidario e independiente. Surge en el año 2008 como respuesta a la realidad social de nuestro país.

La desigualdad social, la falta de participación ciudadana, el creer que los problemas de nuestra Argentina son temas que sólo le competen al gobierno actual, fueron temáticas que a lo largo de nuestros años nos hicieron ruido. Es por ello que quisimos dar un paso más y decidimos involucrarnos.

Sí, somos jóvenes. Aquellos que muchos creen que estamos perdidos o que nos tomamos todas las cosas a la ligera. Al contrario, precisamente porque somos jóvenes sabemos que ahora nos toca a nosotros. Somos una juventud que se mueve para tener un país mejor.

Nos unen las ganas de generar un cambio, convencidos de que el cambio se conseguirá en la medida en que cada uno asuma sus responsabilidades cívicas y ciudadanas, tenemos que dejar de ser espectadores de nuestra realidad y pasar a ser protagonistas, es momento de que nos comprometamos con nuestra sociedad, con nuestro m2 y seamos agentes de cambio. Todos nuestros actos, por más pequeños que sean, construyen el País.

Año a año hemos ido creciendo, y el compromiso cada vez es mayor, es por ello que en el año 2015 JQM decidió dar un gran paso y conformarse como Fundación. Somos concientes de lo que implica éste gran cambio, es una responsabilidad mucho más grande y estamos dispuestos a llevar esto adelante, porque estamos convencidos de que comprometiéndonos es posible generar lo que buscamos.

 

Misión

Queremos jóvenes líderes comprometidos en la construcción de nuestra Patria.

 

Visión

Despertamos el sentir patriótico reflejado en acciones concretas.

 

Valores

  • Liderazgo: Creemos que todos podemos ejercer un rol de liderazgo. Cada uno es responsable de liderar en su propia vida; buscando superarse a sí mismo; y de esa manera ser ejemplo para los demás.
  • Coherencia: La correcta conducta que debemos mantener en todo momento, basada en los principios personales, familiares, sociales, éticos y religiosos aprendidos y adquiridos por decisión nuestra a lo largo de nuestra vida.
  • Patriotismo: Es buscar la santidad diaria con el ejemplo, el servicio, la caridad, la esperanza, la honestidad, la humildad, el heroísmo, la pasión, la alegría para así construir una Argentina mejor. Es el espíritu que nos mueve a buscar un mundo mejor haciendo “extraordinariamente lo ordinario”.
  • Compromiso: Es el empleo enérgico del vigor para conseguir lo que te has propuesto, incluso venciendo dificultades. La persona comprometida es aquella que cumple con sus obligaciones, con aquello que se ha propuesto o que le ha sido encomendado. Vive, planifica y reacciona de forma acertada para conseguir sacar adelante un proyecto, una familia, el trabajo, sus estudios, etc.
  • Solidaridad: La misma se debe manifestar en la manera en cómo vivimos, cómo trabajamos, cómo manejamos nuestros negocios, es decir, en todos los ámbitos de la vida. Aspiramos a lograr un sentir solidario, un sentir social, una sensibilidad social. La solidaridad tiene que llegarnos al corazón. Hemos de ser capaces de gestar formas que encarnen, que cristalicen el sentir solidario.
  • Confianza: Es la tranquilidad, seguridad y la convicción en lo que uno está haciendo. Es creer que las cosas se van a dar. A su vez se trata de la confianza en los demás. La misma posibilita la formación de una personalidad fuerte.

 

Lineamientos

  • Concientización ciudadana: Mostrar que el cambio es posible, cada uno desde su lugar puede aportar a una Argentina mejor. El argentino debe tomar conciencia que el cambio comienza por uno mismo, debe involucrarse como ciudadano.
  • Liderazgo: Formar líderes de vida, personas que sean agentes de cambio y que eduquen con su ejemplo.
  • Acción Social: Realizar proyectos que respondan a una realidad social de Argentina.